El presidente de la Mancomunidad delegó su cargo para no presidir el Carnaval

El Carnaval Hurdano de este año, pese a que a partir de él se va a decidir su posible reconocimiento como Fiesta de Interés Turístico de Extremadura, se ha desarrollado en un contexto de fuerte tensión. José María Martín Iglesias, presidente de la Mancomunidad, organizadora del evento, no acudió a Azabal. Para no interferir de manera negativa en la valoración de la fiesta, decidió delegar la presidencia durante estos días en el alcalde de la localidad en que se celebró el carnaval.

José María Martín lo ha reconocido así a somosHurdes en una entrevista que se publicará el próximo lunes. En ella asegura que fue coaccionado para que el Carnaval Hurdano no se celebrara en Robledo, alquería del municipio de Casares de Hurdes, del que el propio José María Martín es alcalde, a la que le correspondía acoger el festejo.

El propio corregidor afirma que el problema no se debió a su deseo inicial de cambiar la fecha de celebración, sino a otros motivos que se ha negado a desvelar. No obstante, asegura que lo hará en breve de manera pública, incluso a través de los medios de comunicación, y ante el pleno de la Mancomunidad.

El mismo niega que el motivo de las discrepancias, en su origen, tuviera carácter político y que su silencio se debe a su deseo de que el Carnaval sea declarado de interés turístico y a no entorpecer el procedimiento.

somosHurdes adelanta el contenido de la entrevista concedida por José María Martín a este periódico en lo relativo a este asunto por razones de actualidad y por el interés que esta situación puede generar.

Una noticia fuera de guion

Aunque estaba previsto plantear el cambio de lugar del Carnaval, sin más, el asunto surgió de manera inesperada al comienzo de la entrevista, al hacer referencia a la proximidad del Carnaval. En ese momento intervino el alcalde:

  • Que tocaba en Casares…

La conversación siguió así:

  • ¿Y por qué no se ha hecho en Casares?
  • Esa es otra. Me tocará debatirlo cuando venga la comisión evaluadora y explicarle lo ocurrido a la Consejería de Turismo.
  • ¿Por qué no se hace?
  • Por un boicot que le han hecho a Casares y a mí, como alcalde y como presidente de la Mancomunidad… Yo tengo pruebas y sé quién me ha coaccionado. Otra cosa es que yo ceda el Carnaval, porque nos interesa que se declare Fiesta de Interés Turístico. Pero no porque yo no hubiera querido hacerlo.
  • ¿Fue un problema de fechas?
  • Yo planteé unas fechas, pero la corregí y volví a la fecha del 25 de febrero. Pero ya no. Por problemas de fechas no “me quitan” el carnaval. La palabra no es “quitar”, porque a mí no me han “quitado” el Carnaval, sino que después de las coacciones yo he cedido el Carnaval. Porque para hacer el Carnaval yo solo no tenía sentido. O está toda la comarca involucrada o, si se divide, mejor dejarlo. El problema era otro. Y además lo tengo por escrito.
  • ¿Razones políticas?
  • Yo creo que no. Luego se mezcló también lo político, pero en principio no fue político. Después todo se acaba convirtiendo en político.
  • ¿Tiene algo que ver con la agrupación que…?
  • No voy a decir nada hasta después. Quiero, por encima de todo, que se declare la fiesta de interés turístico. He hecho delegación de la presidencia de la Mancomunidad hasta que pasen estos días.
  • ¿Cómo?
  • De hecho, hoy no soy presidente de la Mancomunidad hasta que pasen estos días. Yo sé lo que paso con el carnaval. Y mi corporación lo sabe. Y la Junta de Gobierno también.
  • ¿Has tenido algún problema con Félix Barroso?
  • … Yo…
  • ¿Con alguien del entorno de Escenas Hurdanas?
  • No, porque el que lo estaba gestionando todo era yo, con los auxiliares y la oficina de turismo… Y todo en un ambiente cordial. Se contará después del día 26. El día 1 o el día 2 lo voy a contar. Y en un Pleno ordinario también para que lo sepan todos los alcaldes, aunque en realidad y lo saben, tienen conocimiento… Quizás no todo el fondo…

No fue posible una respuesta más clara. Pero somosHurdes tratará de informar.