Las Hurdes C.F. quiere estar entre los mejores

El Hurdes C.F. ha comenzado la temporada. De nuevo en la primera división extremeña, que no es poca cosa. Ya ha disputado el primer partido: un empate ante el Miajadas. Los nubarrones que amenazaban la continuidad del club se han visto superados por la voluntad de los jugadores y, sobre todo, por la tenacidad de de la directiva que presidente Lourdes Rodríguez.

Lourdes Rodríguez Alonso, presidenta de Las Hurdes C.F.

– ¿Se han despejado las dificultades?

– Los problemas están ahí.

– ¿Se corre el riesgo de no poder terminar la temporada?

– Ni hablar. Vamos a terminar, te lo aseguro. Pasaremos apuros, pero llegaremos al final. No hay ninguna duda.

Lourdes ríe con frecuencia a lo largo de la entrevista. Relata los problemas, pero no hay asomo de desánimo. Si acaso, un punto de incertidumbre.

– Solo el autobús para los desplazamientos requiere 20.000 euros a lo largo de la temporada. Y hay que hacer frente a las retribuciones de los árbitros, del entrenador…

– ¿Con qué ayudas cuenta el club?

– Las únicas ayudas que tenemos proceden del Ayuntamiento de Pino y, en una pequeña cuantía, del de Caminomorisco. En los primeros años la tuvimos también de AdicHurdes, pero ahora no.

– ¿Otros ingresos?

– La venta de camisetas, de llaveros y otros objetos, de la lotería y de la publicidad que incluimos en los carteles de cada partido. Y de los socios, por supuesto. La temporada acaba de comenzar y esperamos que se vayan inscribiendo en estas semanas.

–¿Más o menos que la temporada pasada?

– No variarán mucho. Unos doscientos. El precio de los abonos no varía: 30 euros para los adultos y 20 para jubilados y jóvenes (entre 14 y 18 años). Los menores de catorce años no pagan.

– Y con esos datos, ¿a qué se puede aspirar? ¿A mantener la categoría?

– Este año podemos aspirar a más. Tenemos que salir de esa zona intermedia, porque es más aburrida y motiva menos a los espectadores.

– Pero para eso hace falta dinero…

– Y acertar con las incorporaciones y tener suerte…

– ¿Qué cambios ha habido en la plantilla?

– Se mantienen el entrenador y la mayoría de los jugadores. Pero hemos incorporado a cinco o seis nuevos. Algunos proceden de la zona de Montehermoso. Y con todos ellos yo creo que este año podemos competir para estar más arriba.

 

Un estímulo para los más pequeños

El tiempo lo dirá. Y sería bueno, porque este equipo, aparte de aglutinar a un buen número de aficionados y seguidores, sirve de estímulo a los más pequeños. Las Hurdes C:F. no es solo el equipo de la Primera División Extremeña sino también un equipo juvenil, otro cadete, otro infantil, otro alevín, otro benjamín, otro prebenjamín y otro de chupetes. Es decir, una Escuela de Fútbol, para niños y adolescentes, desde los cuatro hasta los dieciocho años.

Todo ello convierte a este club en una iniciativa de interés para Las Hurdes, aunque no siempre consigue llegar a todos los rincones de una comarca diseminada.

– Tenemos muchos problemas para atraer a los chicos de los pueblos más alejados de Pinofranqueado. No hay transporte, los padres no pueden llevar a los muchachos a los entrenamientos y carecemos de medios para resolver ese problema.

– ¿Cuántos chavales participan en esta escuela de fútbol?

– Este año temíamos que iban a bajar el número de los chicos inscritos, pero en los últimos días se han animado mucho. Yo creo que vamos a contar con alrededor de 150. Eso nos hace estar contentos.

– ¿Y los ingresos? ¿Ayuda el equipo grande?

– ¡Qué va! ¡Al revés! En estos equipos los gastos se cubren con la inscripción. Aquí los problemas vienen por otro lado: las dificultades de transporte…

– Y las exigencias de entrenadores titulados para cadetes e infantiles…

– Seguimos peleando. Porque esto no solo nos afecta a nosotros, sino también a todos los equipos de esas categorías. Nos exigen titulación, pero eso solo se puede conseguir haciendo un curso en Plasencia, que cuesta 150 euros, más los desplazamientos. Y no tenemos posibilidades de resolverlo. Pero tenemos que encontrar la solución.

– La norma es razonable.

– Yo también estoy a favor de la formación, por supuesto, pero en estas categorías alguien tiene que favorecerla. Nosotros no llegamos.

– Algunos se quejan de que el club más que de las Hurdes es de Pinofranqueado…

– Los datos del año pasado demostraban que había más chavales de fuera de Pino que de Pino, pero eso no basta. Es verdad que existen problemas para traer a los chicos hasta el único campo que tenemos en aceptables condiciones. Por eso tenemos que renunciar a incorporar a chavales con mucha afición y muy buenas condiciones. Este año, por ejemplo, hay un muchacho en El Gasco que parece muy bueno. Pero no podemos resolver los desplazamientos y su familia tampoco. Ese es el problema.

Sobre todo, para un club que nació de una fusión: en 2012 Las Hurdes era el equipo senior y Activa Hurdes, la escuela para los chavales. Cada uno funcionaba por separado. Lourdes Rodríguez procede de esta parte, la de las categorías menores, y por eso le duelen especialmente las dificultades para que todos los niños de Las Hurdes tengan las mismas posibilidades.