La ruta de Alfonso XIII quiere ser la gran ruta hurdana

Fotos de Vicente Pozas

La Ruta de Alfonso XIII quiere recuperar, como mínimo, sus mejores momentos. Este año el recorrido entre Casares y Las Mestas se celebrará el día 26 de marzo y los preparativos ya están muy avanzados. El Ayuntamiento de Casares y la asociación La Verea Hurdana, de Caminomorisco, han asumido la organización, con el respaldo de la Federación extremeña de Montaña y Escalada (FEXME).

Hasta 300 personas podrán participar en una ruta que recuerda la visita del rey Alfonso XIII a Las Hurdes en 1922, una referencia imprescindible en la historia reciente de la comarca. El camino del monarca definió un recorrido necesario para conocer el paisaje y la vida en estos parajes. En total, 22 kilómetros entre Casares y Las Mestas, que, aunque el rey prefiriera hacerlos a caballo, pueden hacerse a pie por personas con una buena preparación física.

La ruta comenzará en Casares a las 8 de la mañana y finalizará en Las Mestas, en torno a las 3 de la tarde. En medio los senderistas pasarán por pueblos como Riomalo de Arriba, Ladrillar y Cabezo y, a través de caminos, carreteras y pistas, po r lugares tan formidables como la Sierra de las Carrascas, el Lomo Labrado, el valle del río Hurdano, los Majuelos, el arroyo de la Quemada, la sierra de las Mestas o el Pico de la Cotorra. Y todo ello, con perspectivas del valle de la Granjera y el del río Ladrillar, del valle del Ambroz, de la sierra de la Peña de Francia e incluso de Gredos.

Se trata de una ruta de dificultad media-alta, con desniveles acumulados de 1.000 metros, tanto de subida como de bajada, y que, de hecho, comienza con un ascenso de 600 metros en apenas 3 kilómetros.

Un reto de todos los hurdanos

“Queremos que esta ruta sea, como la del Esperabán, de todos los hurdanos, una manera extraordinaria de mostrar nuestra comarca a todos los que quieren disfrutar de la naturaleza”, asegura Hermi, presidenta de la asociación La Verea Hurdana. Y aunque se siente “muy contenta por los apoyos recibidos”, también se dice “muy inquieta por el follón en el que nos hemos metido”.

Los organizadores, que sustituyen en esa responsabilidad a la Mancomunidad, recuperan el apoyo de la Fexme y esperan contar con un centenar de voluntarios para la atención a los senderistas, la recepción, el reparto de bolsas de avituallamiento y la cobertura de cualquier incidencia que se pueda producir. En estas fechas previas los organizadores están urgiendo a los ayuntamientos a que revisen el estado de los caminos y de las instalaciones de la zona.

Entre los motivos de preocupación, uno de los primeros es el coste de la operación. El presupuesto asciende a 2.250 euros, apenas suficientes para cubrir los costes de una ambulancia y de los autobuses que trasladarán a los senderistas, al final de la jornada, desde Las Mestas a Casares, donde habrán dejado sus propios vehículos. “Estamos tratando de ajustar los gastos con la ayuda de diferentes personas y vamos a salir adelante”, explica la presidenta de La Verea Hurdana.

Además de los relacionado estrictamente con la ruta, los organizadores están organizando una serie de actividades para incrementar los alicientes del camino. De todo ello se informará en los próximos días. Para todo ello cuentan con el apoyo de Adic-Hurdes, la Diputación, el ayuntamiento de Ladrillar y el resto de los municipios hurdanos, empresas locales, grupos senderistas como El Cotorrón o la empresa de actividades Tras la huella hurdana.

Al final de la jornada, se sortearán entre los participantes diferentes regalos aportados por empresas e instituciones hurdanas.

Las inscripciones pueden realizarse en los siguientes plazos: Federados, hasta el 13 de marzo, 5 euros; del 14 al 22, 7 euros; no federados: hasta el 13 de marzo, 7 euros; del 14 al 22, 10 euros. Incluye seguro, desplazamiento en autobús hasta Casares, comida y obsequio.

Contactos: Hermi (665 054 966) / Nines (665 496 212) / Ester (620 130 721).