Los tejos son una de las especies arbóreas más antiguas de Europa, una reliquia botánica que se puede admirar en un espacio excepcional, el paraje de Los Tejares, situado en la Garganta de Cerezal (Nuñomoral).

Este Valle de los Tejos reúne la agrupación de tejos mejor conservada de Extremadura. En 1999 se convirtió en el primer espacio protegido de la región, que incluye una zona de protegida de 13 hectáreas, delimitada por pequeños arroyos y la curva de la cota 1.050.

valle-de-los-tejos-1