iconos mapa-01

El Cerezal (Nuñomoral), rodeado por ríos y arroyos, ofrece un entorno excepcional, pero el símbolo por excelencia son los Tejos, un emblema de Las Hurdes e incluso de Extremadura.

Aunque el destino final sean Los Tejos hay que destacar la totalidad del recorrido. Se trata de una ruta hacia el interior de un valle asombroso, en el que la humedad emana de la multitud de arroyuelos salvajes, entre sus rocas y árboles, protegidos por un frondoso y luminosos musgo verde.

Este valle de cuento reúne una amplísima variedad de flora autóctona, entre la que podemos encontrar jaras, enebros, madroños e incluso unas inmensas encinas dispuestas horizontalmente sobre el terreno, debido a la gran pendiente.

En la alquería, integrada en el municipio de Nuñomoral, se encuentra también la presa Arrocerezal, de gran interés por el espectacular enclave en el que se encuentra, donde varias pistas y caminos, que rodean la masa de agua y sus numerosos arroyos, ofrecen posibilidades para caminar por un lugar idílico.

Recorrrido:

El camino parte de la presa Arrocerezal, situada en El Cerezal, la que se accede a través de una pista que sale hacia la izquierda.

Una vez en la presa, hay que rodearla hasta el punto medio, frente a su propio puente. En este lugar aparecen las primeras señalizaciones de la ruta, que en su inicio comparte senda con la Vereda del Correo, por lo que se debe seguir este itinerario hasta que ambos caminos se bifurquen.

  • Longitud: 3 km.
  • Modalidad: a pie
  • Tiempo previsto: 1 hora 15 min.
  • Época recomendada: todas
  • Dificultad: media- baja
  • Estado: transitable
  • Tipo de senderos: camino
  • Punto de salida y llegada: El Cerezal- Mirador de los Tejos.