iconos mapa-01

Además de la belleza que ofrecen estos parajes y de las panorámicas que se pueden disfrutar desde distintos puntos del camino, a alturas muy variadas, cabe apreciar una arquitectura popular muy bien conservada tanto en Riomalo de Arriba (Ladrillar) como en Carabusino (Casares de Las Hurdes).

En el trayecto  se encuentran varios miradores desde los que se observan excelentes panorámicas: El Mirador de las Carrascas ofrece una preciosa visión del conjunto de paisaje y flora de todo el recorrido, el Mirador de las Estrellas y el Balcón de Las Hurdes aportan unas impresionantes panorámicas desde la altura.

Los hurdanos utilizaban este camino para buscar productos en tierras castellanas, que luego vendían o cambiaban; por ello, también se le conoce con el nombre de “verea de los contrabandistas”.

Recorrido:

La ruta comienza en Riomalo de Arriba, por la pista que sale a la derecha hasta llegar al puente “Jorcajo”. Posteriormente el camino gira a la izquierda, hacia el alto del Espinal, y desde allí al mirador. Tras cruzar el pueblo del Carabusino se inicia la bajada a Casares de Las Hurdes.

  • Longitud: 8 Km.
  • Modalidad: a pie o a caballo
  • Tiempo previsto: 2 horas
  • Época recomendada: todas
  • Dificultad: baja
  • Estado: transitable
  • Tipo de senderos: camino, carretera y cortafuegos
  • Punto de salida y llegada: Riomalo de Arriba – Casares de Las Hurdes

rutas-alfonso-xiii-1