En la alquería de Cambrón (Caminomorisco) se puede disfrutar de esta hermosa obra, construida en piedra, sin argamasa, en un espléndido enclave natural.

Una visita, por ambos motivos, más que aconsejable, obligatoria para cualquier viajero por la comarca.