Esta construcción tal vez sea la más importante de toda la comarca de Las Hurdes y el templo más bello de cuantos en ella se conservan.

Se la conoce como iglesia de Las Lástimas y es una construcción de finales del siglo XVII, realizada en mampostería de pizarra. La denominación popular parece relacionada con los motivos que impulsaban a los fieles a acudir hasta ella: rezar por sus “lástimas”.

En su portada clasicista se representan hechos de la historia en estas tierras.

Se encuentra en la alquería de Cambroncino (Caminomorisco).