El enebro de Las Mestas (Ladrillar) se encuentra al inicio de la subida al monasterio de los Carmelitas Descalzos, en la Reserva Nacional de Caza de Las Batuecas y, dentro del pueblo, en un alto a la izquierda, en un pequeño espacio de 75 metros cuadrados entre dos edificios, sobre un terreno pizarroso.

Este enebro singular, conocido localmente como “El Pino” es uno de los más importantes de España: de unos 400 años de edad y 14 metros de altura, tiene un porte muy alejado del cónico que habitualmente caracteriza a esta especie. Este ejemplar aparasolado destaca por su tronco alto y limpio de 9 metros de altura y más de 2 metros de perímetro, sobre el que se desarrolla una copa de 11 metros de diámetro tremendamente intrincada y con buena parte de sus ramas péndulas, que se aproximan en algunos puntos al suelo.

Declarado uno de los árboles singulares de Extremadura, el Enebro de Las Mestas se encuentra en plena fase de madurez.

el-enebro-de-las-mestas-2