En el municipio de Nuñomoral, a un kilómetro de Rubiaco, se encuentra el despoblado de La Batuequilla, un ejemplo de la arquitectura tradicional hurdana dentro de un enclave asombroso.

A pesar de no estar habitado de forma permanente, algunos de sus antiguos pobladores han reconstruido las viviendas como residencia de vacaciones.