El agua cae entre pizarras, desde una altura de 50 metros, hasta una poza de aguas cristalinas rodeada de sauces y alisos. Está ubicado en Ovejuela (Pinofranqueado).

Se accede desde el pueblo, entre pequeñas huertas, por el camino que conduce a la piscina natural; desde allí se asciende por una zona de monte bajo hasta la garganta del río Ovejuela, que describe un recorrido sinuoso sobre la serranía. Pronto aparecerá el Chorro, en un entorno verde durante todo el año por el microclima propio de la zona.

Si la cascada es hermosa, el paseo resulta formidable. Recientemente se ha adecuado para que el recorrido resulte muy fácil, con pasos protegidos y puentes de madera, sobre un río que serpentea.

chorritero-de-ovejuela-1