Junto al olivo, la apicultura representa la principal actividad tradicional de Las Hurdes. Por ello este centro, situado en la alquería de Ovejuela (Pinofranqueado), tiene un extraordinario interés.

La miel, el polen y la cera constituyen tres productos sin los que la comarca no podría entenderse. Pero también representan una actividad apasionante en sí misma, por su complejidad y su belleza.

En este centro de interpretación puede verse el proceso completo de producción: el de las abejas y el de los hombres.