Descripción del proyecto

La boda tradicional

Todavía algunas bodas entre hurdanos se celebran a la manera tradicional. Ya no rigen los ritos típicos del noviazgo: el baile, la declaración y la entrada. Cuando los novios compartían el primero y el último de los bailes, se daba el noviazgo por consolidado. Cuando la novia invitaba a su pretendiente a la casa sus padres, se daba un paso casi definitivo. Cuando, tras la aceptación paterna, el novio entraba regularmente en su domicilio, la proximidad del casorio podía darse por inminente.

La boda duraba tres días: la víspera, el día de la boda y la tornaboda. En el primero se celebraba la alborá, con cantos que los familiares e invitados dedicaban a los novios y que éstos agradecían con un convite. La boda solía celebrarse en el pueblo de la novia, hasta cuya casa llegaba el novio al son de la gaita y el tamboril, para desde allí acudir juntos a la celebración, previa al banquete y al baile. Al día siguiente, los padres de la pareja invitaban a comer a todos los asistentes.

Con cambios en el planteamiento y la ejecución todavía algunas bodas duran los tres días que preceptuaba la tradición.

boda-tradicional-2

Fotografías. Amelia Moreno