Extremadura en datos: mejor y peor

La realidad no engaña, por más contradictoria que parezca. En Extremadura la economía crece desde 2014, pero las familias ingresan menos que la media española.

El PIB regional creció el pasado año un 2,5%, pero el nivel de riesgo de exclusión social está en el 30,4%, ocho puntos más que la media nacional. Si se atiende al umbral de exclusión social de la comunidad autónoma (6.403,5 euros), la tasa de riesgo sería del 16,9% en Extremadura y del 13,9% a nivel nacional.

Aumenta la productividad, que se sitúa levemente por encima de la media española, pero la tasa de empleo regional (39,96%) es menor que la española y el paro de larga duración supone más del 40% del total.

Estos son algunos datos que recoge la memoria sobre la situación socioeconómica de 2016 del Consejo Económico y Social de Extremadura, presentada ayer en la Asamblea.

En ella vuelve a aparecer como uno de los elementos más negativos el fenómeno de la despoblación: una sangría que no cesa con previsiones poco halagüeñas. Extremadura tiene actualmente 1.077.715 habitantes, un número similar al de hace una década.Por el contrario, el sector del turismo crece: más visitantes, más empleados y precios más elevados (+3,7%).

¿Cómo entender todo esto desde la perspectiva de Las Hurdes? Sabiendo que la comarca se encuentra claramente por debajo de los niveles medios regionales.

(Datos obtenidos de El Periódico de Extremadura. Más información en este enlace).