El campanario de Casares convocó a su gran fiesta

Las campanas del original campanario de Casares de Hurdes convocaron a su fiesta grande, la del Cristo, y sus vecinos respondieron con la emoción de una tradición arraigada en sus sentimientos y en su memoria. El festejo religioso se transformó también en celebración popular y tradicional. Y siempre festiva.

La fiesta comenzó el viernes día 8 con juegos infantiles, la música de la charanga “El Rojo”. y la actuación de la Compañía Delaburla Teatro, que representó la obra “Acabaré”. El primer día de la celebración lo cerraron el acordeonista Raúl Díaz de Dios y el baile promovido por el DJ David a los mandos de la discoteca móvil.

La Alborada anunció desde muy temprano el día grande de las fiestas, el sábado 9. Al mediodía se celebró la Misa en honor del Cristo y la procesión correspondiente. Tras ella, la asociación de mujeres El Canchal ofreció comida y canciones, antes de la paella cocinada por los propios vecinos para todo el pueblo.

Por la tarde, actividades amenizadas por la charanga “Al Rojo”, campeonatos de tute y futbolín, castillos hinchables y disfraces. Un espectáculo de magia, protagonizado por consiguió sorprender a niños y mayores. El jolgorio se cerró con la verbena animada por la orquesta Pulsaciones.

El domingo vuelve a tener un fuerte componente religioso con misa y procesión en esta ocasión en honor de la Virgen de los Dolores. La parrillada ofrecida por el Ayuntamiento convoca de nuevo a todo el vecindario que despedirá los festejos con un certamen de tamborileros y una nueva actuación del DJ David. Hasta el próximo año.